Ciudad Juárez cobró notoriedad a nivel internacional a inicios de la década de los 90, debido a la cantidad de mujeres desaparecidas y asesinadas en nuestra ciudad; activistas, académicas y diversos medios de comunicación señalaron que esta problemática social era más compleja de lo que parecía.

En 2009, gracias a la sentencia de la CIDH conocida como “Campo algodonero” contra el Estado Mexicano, se emitieron recomendaciones a las instancias de gobierno: debían generar acciones que pusieran freno a la violencia contra las mujeres.

En el 2007 se conformó el Consejo Municipal de las Mujeres, en el que participaron representantes de la administración municipal y de organizaciones civiles que trabajaban en esta área. Posteriormente en 2014, se autorizó la creación del Instituto Municipal de la Mujer Juarense (IMMUJ), con el objetivo de implementar políticas públicas que promovieran el desarrollo integral de las mujeres y su participación plena en la vida económica, social, política y cultural en Ciudad Juárez.

El reclamo social constante de las asociaciones civiles, los grupos de madres de mujeres desaparecidas o asesinadas, las organizaciones que forman parte del movimiento de mujeres de Ciudad Juárez, así como de académicas y activistas, han marcado una pauta en el rumbo de las políticas públicas enfocadas en la prevención de la violencia contra las mujeres. La designación de Verónica Corchado, activista por los derechos humanos y feminista, como directora del Instituto Municipal de las mujeres en octubre de 2016, es una consecuencia de ello.

Su gestión trajo no solo un cambio de nombre al ahora Instituto Municipal de las Mujeres, sino también un cambio de estrategia: se fortalecieron el área de transversalización y se implementaron proyectos innovadores de prevención e incidencia y se crearon cinco nuevas áreas de atención para mujeres. Para lograr estos objetivos, se amplió el personal y se creó una infraestructura de atención digna para dar respuesta a la problemática de la violencia de género que tanto afecta a las mujeres de nuestra ciudad.